Invicta FC nos regaló otra gran velada de artes marciales mixtas femeninas. En una cartelera compuesta por ocho combates, tanto Alexa Grasso como Megan Anderson dejaron bien claras sus pretenciones de ir por el cinturón y también reapareció públicamente Miesha Tate.

El Kansas City Scottish Rite Temple, lugar donde se llevó a cabo el evento, estaba repleto. No había espacio para ni un alma más dentro del mítico anfiteatro de Kansas. Megan Anderson no sintió la presión de esta siendo vista por tanta gente y, especialmente por Cris Cyborg.

13900223_681451448669734_8497113022204139237_n
Peggy Morgan sufrió el castigo de Anderson.

Destruyó a Peggy Morgan en tan solo cuatro minutos. La pelea pudo haber terminado antes si no fuese por el coraje de Morgan, que a pesar de estar siendo apabuyada, siguió hasta donde pudo. Así, la belleza de Australia, se llevó su tercer triunfo al hilo (todos por KO/TKO). Esta victoria le va a dar serias chances de ser elegida como la próxima retadora al cinturón que tiene hoy en día Cristiane Justino. Sin lugar a dudas el reto más difícil para la carrera de la mejor libra por libra del mundo en el lado femenino del deporte.

Miesha Tate volvió a aparecer luego de haber perdido el cinturón en el UFC 200 con Amanda Nunes ¿volvió a pelear? claro que no, pero si estuvo como esquinera de Cindy Dandois. Le trajo suerte a la belga porque esta logró acabar rápidamente con su adversaria de turno: la ex UFC Jessamyn Duke. En menos de dos minutos, logró un derribo al cual le sacó el jugo porque conecto un hermoso scarf hold armlock, que obligó a Duke a tapear al instante. Más allá de que fue importante para Dandois esta victoria, le pidió a las dirigentes de Invicta que la mantengan ocupada con peleas más seguidas.

En la choque estelar de la noche, Alexa Grasso demostró que todo el tiempo que estuvo fuera por lesión no le afectó para nada su nivel. Con una performance debastadora, en la que no solo dio cátedra de boxeo, sino que también se animó a derribar, dominó por completo a Jodie Esquivel. La norteamericana en ningún momento

El boxeo de Grasso dominó la pelea.
El boxeo de Grasso dominó la pelea.

supoencontrar la distancia, cuando estaba lejos sufría con el jab de la mexicana y cuando cortaba distancias se encontraba con rodillazos desde el thai clinch. Tampoco pudo llevar las acciones a ras de lona; no es que no lo haya intentando, sino que Grasso defendió muy bien cada intento que hacía la miembra de Jackson-Wink MMA. Terminó siendo un triunfo por decisión unánime para la mexicana, pero en varias ocasiones estuvo a punto de finalizar a Esquivel con muy buenas combinaciones. Así, con tan solo 22 años, la oriunda de Guadalajara cosechó su octava victoria seguida y se mantiene invicta como profesional. Además, quedó a un paso de ir por el cinturón que tiene Angela Hill y ¿de UFC?

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/