Ahora que ya tenemos a un contendiente al título de peso mediano después de que Robert Whittaker consiguiera el título interino tras derrotar a Yoel Romero, se lesiona y podría no pelear de nuevo hasta el próximo año 2018.

Ya adelantamos que durante la pelea el de Nueva Zelanda sufrió una lesión de ligamento de rodilla, pero ahora explica que la lesión fue antes de la pelea con el de Cuba, pero se agravó debido a las patadas que este lanzó, como recoge FloCombat.

“Los médicos siempre piensan en el fin del mundo. Si dependiera de ellos estaría en una silla de ruedas. Pero soy afortunado de tener al doctor Andrew McDonald. Sufrí una lesión durante los entrenamientos, aproximadamente un mes antes de la pelea. Podría no haber empeorado si Yoel Romero no me hubiera golpeando con sus patadas. No sé cuando pelearé de nuevo. No me preocupan los demás peleadores. Solo necesito recuperarme y después pelearé contra cualquiera. Pero ahora tengo que cuidar mi cuerpo”.


Notas Destacadas