Rory MacDonald

Rory MacDonald alcanzó un acuerdo con la PFL por varias peleas para continuar con su carrera en la jaula después de haber triunfado en UFC o Bellator. El veterano peleador canadiense busca seguir cosechando triunfos en esta compañía que si bien no está a la altura de las mencionadas en cuanto a prestigio o talento sí es una de las más seguidas del mundo. Todavía no se sabe cuándo debutará en la Professional Fighters League pero con toda probabilidad va a ser en este 2020.

Rory MacDonald: su mayor arrepentimiento y su mayor orgullo

Rory MacDonald

Sin saber nada más sobre su futuro, es hora de conocer un poco más sobre su pasado. Porque en una reciente entrevista con MMA Fighting el «Red King» reveló cuál es su mayor arrepentimiento hasta la fecha.

Aviso

«Si tuviera que elegir un arrepentimiento como el más grande de mi carrera sería no haberme preparado mejor para mi pelea con Gegard Mousasi (MacDonald perdió en el segundo asalto por el Campeonato Mundial de Peso Mediano Bellator). Fue una gran oportunidad para mí y no la tomé suficientemente en serio. Obviamente, me aplastó. Pero no puedo llorar ahora. Solo tengo que perseverar para llegar a dónde quiero ir.

«No me gusta arrepentirme. Desde que comencé mi carrera ha habido momentos con los que he sido muy feliz pero también hay muchas cosas de las que me arrepiento. Ahora tengo 30 años, una familia, y comienzo un nuevo capítulo. Quiero pensar en serio en los próximos años. No puedo hacer una pelea buena y después perder el enfoque y hacer dos malas. Tengo que mantener el rumbo y mantenerme enfocado. Ahí es donde está mi cabeza».

McDonald también habla de un momento del que se siente muy orgulloso.

«Recuerdo cuando iba a firmar con UFC, yo era un peso ligero, y me pidieron que tuviera al menos dos victorias en el peso wélter antes de contratarme. Estaba en King of the Cage e hice dos peleas en el peso wélter. Recuerdo haberme sentido genial después de ganar la segunda. Llegué al siguiente nivel y conseguí firmar con UFC, lo que había soñado mucho tiempo. Fue un momento realmente especial«.

Por último, el canadiense comenta acerca de su llegada a la PFL.

«Tengo 30 años y llevo dentro de este deorte 17. Más de la mitad de mi vida la he dedicado a las artes marciales mixtas. Estoy emocionado por este nuevo viaje. Siento que mi familia, mi cabeza y mi enfoque están bien. Creo que tendré algunos años buenos por delante. Quiero desarrollar mi legado en este deporte«.

Advertisement