T.J. Dillashaw no llegó en las más óptimas condiciones a su pelea de regreso en la UFC. De hecho, se podría decir que casi se presentó a competir en algodones y muletas.

El dos veces campeón de los Pesos Gallos volvió al deporte derrotando por decisión dividida al número dos del ranking, Cory Sandhagen, en la estelar del UFC Fight Night Las Vegas 32, una que definitivamente será recordada como una de las mejores de este 2021.

Aviso

En el segundo asalto del combate, Dillashaw sufrió un profundo corte sobre su ceja derecha que lo incomodó durante lo que quedó de pelea. Sin embargo, el ex-representante de Team Alpa Male ya habría venido arrastrando otras dolencias antes de la contienda en cuestión.

«Mi campamento del 8 de mayo salió sin problemas», explicó el veterano de 35 años a los medios desde el UFC APEX (vía MMA Junkie). «Salvo el corte, pude hacer sparring. Para el segundo campamento no me pude mantener saludable. La primera lesión fue un pinchazo en el nervio del pie, y hasta hace dos días tuve que entrenar usando zapatos. Luego me desgarré el MLC – ligamento colateral medial en español – en mi rodilla derecha y lesioné mi hombro izquierdo. Por lo que fue un campamento realmente complicado. No quería hablar al respecto porque no quería sacar excusas. Solo necesitaba salir ahí afuera. Fue (un tiempo de para) jodidamente largo. De ninguna manera me iba a salir de esta pelea».

Aunque tiene su puesto asegurado dentro del top 5 del ranking, en la entrevista post-pelea con Daniel Cormier, Dillashaw se mostró abierto a pelear con Rob Font si no llega a recibir una oportunidad titular ante el ganador de la revancha entre Aljamain Sterling y Petr Yan que está en planes para el UFC 266.

Me pueden encontrar en Twitter @JulioFernandoN.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/
Advertisement