Una oportunidad titular, ni mucho menos, es lo que T.J. Dillashaw quiere para su regreso al octágono.

Desde el mes pasado el dos veces campeón de Peso Gallo de la UFC puede volver a competir al haber completado una suspensión de dos años con la que USADA lo castigó al dar positivo por EPO en una prueba recolectada dentro de competición antes de su pelea con Henry Cejudo en el UFC on ESPN+ 1 en enero del 2019.

Como consecuencia de aquella ofensa, Dillashaw, de 35 años, fue despojado del cinturón de las 135 libras, ahora en posesión del ruso Petr Yan.

Sin haber competido en 25 meses, Dillashaw quiere disputar el cinturón que técnicamente nunca perdió cuando vuelva al deporte.

«Estoy listo para ir directo al título si es que la oportunidad se presenta, porque sé que a Yan le interesa», dijo el californiano durante una entrevista en el podcast de Mike Swick (vía MMA Junkie). «Él ha sido muy claro al respecto pero tenemos que ver qué pasa el 6 de marzo cuando peleé con (Aljamain) Sterling. Tiene una dura prueba delante de él, pero eso es lo que él quiere. No abandoné este deporte por perder mi cinturón. Él sabe que hay especulación sobre si es el campeón de verdad, porque no venció al campeón para ganar el cinturón».

Incluso si su pelea de regreso no llega a ser por la corona de la división, Dillashaw cree que está en buena posición de todas formas.

«Creo que todos en el top 5 me han desafiado», dijo. «Quiero regresar y pelear con los mejores. Tengo 35 años ahora y muchas cosas en mi vida, por lo que quiero regresar y demostrar que soy el mejor Peso Gallo de la historia».


Notas Destacadas