El campeón mundial de boxeo Tyson Fury se encontraba en un restaurant, cuando dos fanáticas le pidieron un una selfie. Tras la foto, el británico intercambió diálogo con ellas y las invitó a una fiesta que se extendió durante ocho horas.

El diario The Sun publicó la historia de las fanáticas Stella Kabelis, de 21 años, y Kailah Downie, de 24, quienes tomaron tragos, bailaron con el púgil en un bar y compartieron toda la experiencia en sus redes sociales.

Las dos mujeres disfrutaron de una noche de fiesta junto a Tyson Fury (Fuente: Facebook)

Ambas se quedaron anonadadas de la amabilidad de Fury y no dudaron un minuto en esta oportunidad única de compartir un momento con el campeón del mundo, que tiene una fortuna personal estimada en 40 millones de libras esterlinas (unos 54 millones de dólares).

Tras varios tragos, la noche siguió en el departamento que alquilan por mil libras esterlinas al mes en Salford. Tyson finalmente terminó el paseo alrededor de las 11.30 p.m., más de ocho horas después de conocer a las chicas.

El boxeador de 33 años regresó a su piso de Manchester después de la divertida jornada mientras su esposa Paris estaba en casa. Según informó una fuente cercana al deportista al citado medio británico, las dos mujeres la pasaron de maravilla con él: “Stella y Kailah estaban realmente deslumbradas y disfrutaron de la buena vida. Tyson fue un perfecto caballero y les han estado contando a sus amigos todo lo que disfrutaron. Creen que Tyson es genial”.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/