UFC 249 Justin Gaethje Tony Ferguson
Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC

Parece que finalmente jamás veremos a Khabib Nurmagomedov vs. Tony Ferguson, ese prometido cruce entre las dos mejores rachas en la mejor división del octágono, pero UFC 249 nos deja una bonanza quizás equivalente: la clara maduración de Justin Gaethje y su aunque sea parcial coronación. Porque Tony Ferguson intentó de todo, su presión, su variado arsenal con movimientos creativos y poco ortodoxos para confundir y crear ángulos, pero con cada minuto que pasaba cada vez era más claro que lo único en lo que Ferguson podía contar era en su cardio y quijada.

Lejos estamos del Gaethje salvaje que se enzarzó en terribles guerras con Michael Johnson, Eddie Alvarez y Dustin Poirier. Ahora más preciso, paciente y económico en sus movimientos, con defensa más presente, todavía presionando con temible poder, duras patadas bajas y energía casi infinita pero sumando paciencia y contragolpes, “The Highlight” ha evolucionado. A través de cinco rounds Justin Gaethje desarmó a “El Cucuy”, conectado golpes capaces de cerrar cualquier otra pelea, demoliendo sus piernas y dejándolo una ruina sangrienta hasta que el referí Herb Dean finalmente paró la pelea a los tres minutos con 39 segundos del quinto asalto.

Si realmente es el final, que manera de cerrar la carrera de Henry Cejudo, que anunció su retiro tras un nocaut técnico sobre Dominick Cruz a los cuatro minutos con 58 segundos del round dos. Difícil retorno para Cruz tras cuatro años de ausencia, con sus intentos de retomar estilo habitual parados antes de que pudieran empezar. Cejudo pateó a las piernas para cortar el juego de pie, supo forzar a su rival a atacar para evitar contragolpes, mostró ventaja en poder y velocidad y no se vió amenazado por derribos. De hecho, un mal intento de derribo puso a Cruz en el camino de un rodillazo atronador y le dió a Cejudo la oportunidad de finalizar con el ground and pound.

Francis Ngannou necesitó solo 20 segundos para noquear a Jairzinho Rozenstruik, extendiendo su racha a cuatro victorias y manteniéndose como un contendiente entre los completos. Tras un corto tanteo, Ngannou mandó al diablo a la cautela y honestamente a la técnica y entró a lanzar mazazos frente a los cuales el “Big Boy” no tuvo respuesta. Un volado de derecha puso a Rozenstruik en retirada con amedrentador poder, y los salvajes golpes que siguieron primero lo dejaron contra la jaula y finalmente sentado inconsciente en la lona.

Calvin Kattar sigue perfilando como un peso pluma a seguir, noqueando al durísimo Jeremy Stephens a los dos minutos con 42 segundos del round dos. La constante presión de Stephens y su conocida potencia hicieron mella durante el primer asalto y mantuvieron al “Boston Finisher” a la defensiva, pero incluso durante esta fase la precisión, velocidad y combinaciones de Kattar brillaron a la hora de parar el avance del “Lil Heathen”. Llegado el segundo round Kattar ya había encontrado su tiempo y distancia con su pulido boxeo, pero fue un codazo de contragolpe lo que dejó a Stephens aturdido en la lona y más codazos los que llevaron al sangriento final.

El siempre controversial Greg Hardy dio inicio a la primer cartelera principal en dos meses, logrando la decisión unánime sobre Yorgan de Castro. La decisión se le escapó de las manos a de Castro por pura inactividad, dado que el peso completo inició la pelea mostrándose parejo en los intercambios de golpes y sacó marcada ventaja mediante constantes patadas a las piernas. Pero hacia el final del segundo round de Castro golpeó su pie contra la rodilla de su rival y prácticamente dejó de pelear, haciendo poco y nada para evitar que Hardy se llevara los rounds con cortas y dudosas rafagas de ofensiva.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/