Ni se despeinó Deiveson Figueiredo para cumplir con su primera defensa como monarca de las 125 libras.

En la cita estelar del UFC 255, el brasileño hizo trabajo fácil del número cuatro del ranking, Alex Perez, para someterlo con una guillotina cuando el reloj estaba por marcar los dos minutos de pelea.

El retador quiso pelear de igual a igual, pero la experiencia del ‘Deus da guerra’ fue determinante para saber cuándo encajar esa guillotina con la que mejoró su récord sobre el octágono a 8 – 1

Perez, por su parte, sufre su segunda derrota sobre el octágono desde llegar a la promoción por medio del Dana White’s Contender Series.

El peleador de 28 años sólo registraba una derrota en sus siete apariciones promocionales: un TKO ante el tres veces retador al título, Joseph Benavidez.


Notas Destacadas