ufc fight night 123 brian ortega cub swanson
Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images.

Brian Ortega va a llegar lejos entre los pesos plumas, es indudable tras la estelar de UFC Fight Night 123. Y si sabemos eso es porque Cub Swanson todavía es un rival formidable. Swanson trajo un excelente plan y se mostró superior a su oponente de pie, atacando piernas y cuerpo para cansar y encontrando golpes a la cabeza mientras pasaron los minutos, pero el grappling de “T-City” es algo de auténtica calidad. De pie, en el clinch, Ortega logró un mínimo de separación y saltó a una guillotina cerradisima, que ajustó en el aire para forzar a Swanson a tapear a los tres minutos con 22 segundos del round dos,

Gabriel Benitez dió un gran desempeño frente a un Jason Knight que se vió perdido y que terminó por perder la coestelar por decisión unánime. Si Knight tenía un plan, o bien lo perdió o no supo mostrarlo. “Mississippi Mean” pasó toda la pelea buscando tan desesperadamente la finalización que le jugó en contra, terminando por cansarse de lanzar mazazos cada vez más torpes al aire. “Moggly”, más medido y técnico, hizo de perfecto matador. Ajustes de juego de pies para evitar las embestidas, siempre en guardia, evitando caer en una riña y atacando precisamente a la distancia, Benitez dominó de manera inapelable.

ufc fight night 123 gabriel benitez jason knight
Benitez le dió una lección de striking a Knight. Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images

Le tomó a Marlon Moraes sólo un minuto con siete segundos lograr su mayor triunfo en la UFC y en su carrera. No hubo mucho tiempo para que su rival Aljamain Sterling, importante prospecto de peso gallo, mostrara sus bondades. Tras caer a la lona por una patada bloqueada, “The Funkmaster” se puso de pié e intentó un derribo en el peor momento posible. Sterling cambió de postura y puso su rostro en el camino de un brutal rodillazo de Moraes que lo dejó totalmente inconsciente antes de tocar el suelo, tan inapelable que ni siquiera hizo falta el ground and pound.

En otra pelea despareja, Scott Holtzman dominó a Darrell Horcher para llevarse la decisión unánime. Horcher, que cuenta con seis nocauts en su haber, se mantuvo peligroso de pie a la distancia, pero no pudo evitar que su rival cerrara distancia para el grappling y de ahí perdió la pelea. Una y otra vez Holtzman derribó a su oponente desde el clinch, y una vez en la lona controló a voluntad. Aunque el referí Mike Beltran puso a los peleadores de pie cada vez que la actividad se reducía al mínimo, “Hot Sauce” siguió encontrando los momentos para usar su grappling y llevarse la pelea.

Eryk Anders controló el encuentro y por ende recibió la decisión unánime sobre Markus Perez. El vencido, debutante en la UFC, le hizo frente a las notables dotes de su rival pero perdió energía a través del encuentro, apenas sobreviviendo hasta la campanada final. Anders, por su parte, salió como aplanadora y presionó en todo momento. El prospecto, que debutó como profesional en el 2015, arrolló a su rival desde que empezó a conectar, logrando feroces combinaciones y durísimos golpes sueltos que dejaron a Perez caído y aturdido aunque no finalizado.

Benito Lopez mantuvo su invicto y se llevó la decisión unánime en un parejo encuentro con Albert Morales en la apertura. No faltó acción ni actividad a este inicio de la cartelera principal, con ambos hombres trabajando a buen paso a través de los tres asaltos e intercambiando feroces combinaciones, patadas y rodillazos voladores principalmente en el primer asalto. Aunque Lopez se llevó la decisión a base de su espectacular ofensiva a base de patadas, muchas con giros, Morales tuvo éxito contraatacando de manera más medida y precisa y castigando sus piernas.

Twitter : https://twitter.com/mmaunola
Facebook: https://www.facebook.com/mma.uno
Instagram: https://www.instagram.com/mma.uno/