Crédito: Jeff Bottari/Zuffa LLC/Getty Images

Puede que ya estemos viendo el desgaste definitivo de Robert Whittaker tras su difícil tiempo como campeón y su dura caída. El “Reaper” que se enfrentó a Darren Till en la estelar de UFC on ESPN 14 fue a la vez más tímido y menos medido que en sus tiempos de campeón, arrastrado a una pelea de ritmo lento y poca actividad por su rival. Mientras Till se contentó con esperar oportunidades de contragolpe con poca ofensiva propia Whittaker se vió complicado a la distancia, incapaz de cerrar de manera eficiente y lanzándose a rafagas predecibles y volados desesperados, conectando lo justo y sumando patadas bajas y unos pocos derribos para ganar la decisión unánime.

Mauricio “Shogun” Rua sumó su tercer triunfo sobre Antonio Rogerio Nogueira, que se retiró tras su derrota por decisión dividida en este cruce de veteranos. Tras un inicio algo pausado ambos hombres se enzarzaron en una riña pareja y en extremo similar a sus encuentros previos, donde terminó premiando más la voluntad que la técnica y ambos se vieron aturdidos por los golpes de su rival. Los dos peleadores también llevaron la acción a la lona, pero finalmente fue Shogun quién convenció a los jueces con su mejor precisión y cardio, uso de patadas bajas efectivas y un derribo decisivo en el tercer asalto.

En lo que puede haber sido su última pelea en la UFC, Fabricio Werdum sometió a Alexander Gustafsson mediante armbar en dos minutos con 30 segundos. Tras unos intercambios iniciales el experto en jiu-jitsu buscó su especialidad y “The Mauler” no pudo parar el derribo ni mantener una momentánea posición superior. Trabajando con soltura, Werdum tomó la espalda, amenazó un ahorque y de allí hizo la transición hacia el armbar, y aunque Gustafsson intentó rodar para defenderse el brasileño mantuvo la posición, atrapó al cuerpo con sus piernas y finalmente cerró la llave ganadora.

Carla Esparza superó a Marina Rodriguez y le dió su primer derrota mediante una decisión dividida. La falta de defensa contra derribos y capacidad de escapar de la lona le terminó costando a Rodriguez, que aún así planteó buena pelea controlando el striking a voluntad, haciendo buen uso de los codos en la posición inferior y amenazando sumisiones. Esparza absorbió castigo en el standup pero sus persistentes derribos dieron fruto y le dejaron controlar por largos trechos, con ofensiva poco notable pero igual presente, aunque dos fallidos intentos de llave de piernas la dejaron en posición vulnerable y pudieron haberle costado la pelea.

Paul Craig necesitó solo dos minutos con seis segundos para someter a Gadzhimurad Antigulov mediante ahorque de triángulo. Fue Antigulov quien buscó el derribo tras los intercambios iniciales pero rápidamente se encontró a la defensiva desde la posición superior. Craig se defendió primero con una guillotina, luego un triángulo, pasó a la guardia alta y de allí a un armbar, y aunque Antigulov sobrevivió todo esto y lanzó duros golpes al cuerpo el “Bearjew” no desistió y pasó nuevamente a un triángulo que fue cerrando hasta lograr el tapeo.

Alex Oliveira se impuso a Peter Sobotta por clara decisión unánime. Sobotta no pudo marcar su ritmo o distancia y pasó los 15 minutos casi a merced de su rival, respondiendo en intercambios y buscando su ofensiva y derribos, logrando poco más que exponerse a contraataques. Oliveira empezó trabajando las patadas bajas y rápidamente encontró la clave de su triunfo: patadas al cuerpo que dieron pausa repetidamente a Sobotta, dejándole al “Cowboy” brasileño trabajar a sus anchas a la distancia y sumar sus manos que hasta aturdieron a su rival en el segundo round.

Khamzat Chimaev conservó el invicto y anotó su segundo triunfo en el año en un espacio de 10 días, dejando fuera a Rhys McKee por nocaut técnico en tres minutos con nueve segundos. McKee fue abrumado desde un principio, incapaz de parar un derribo que vió a su rival levantarlo en alzas para trabajar frente a su propia esquina. Chimaev arrolló en la lona, controlando con facilidad, soltando feroz ground and pound y amenazando la toma de espalda y el mataleones, parando los intentos de escape cuando la sumisión no se dio y volviendo al ground and pound hasta que el referí paró la pelea.


Notas Destacadas