Solo han habido tres fracturas de pierna en la historia de la UFC, y Chris Weidman ha sido parte de dos de ellas.

El ex-campeón de las 185 libras de la promoción enfrentó la noche de ayer en una pelea de revancha a Uriah Hall en el UFC 261, pero a los diecísiete segundos del primer asalto sufrió una fractura de tibia al conectar una patada a la pierna del jamaiquino.

Aviso

La pelea fue detenida inmediatamente y Weidman, con el brazo en alto, fue retirado en una camilla ante los asombrados asistentes de la VyStar Veteran’s Memorial Arena de Jacksonville, Florida.

Durante lo que quedó de transmisión del PPV, la UFC confirmó que Weidman se encontraba estable en el hospital y que se sometería a una cirugía el día de hoy.

Próximo a cumplir 37 años en junio y con un récord de 2 – 5 desde ser destronado por Luke Rockhold, habrá que ver si Weidman es capaz de continuar con su carrera en las MMA por más improbable que parezca.

Me pueden encontrar en Twitter como @JulioFernandoN.

Advertisement