Luego de convertirse en el primer peleador en finalizar a Tyron Woodley sobre el octágono, Colby Covington siempre fue claro en que su único deseo era concretar una pelea de riña ante su ex-mejor amigo y compañero de equipo, Jorge Masvidal, o una revancha titular frente a Kamaru Usman.

Sin embargo, ante la negativa del campeón de ‘BMF’, y la posibilidad de que éste vuelva a enfrentar a Usman como resultado de su participación como entrenadores en The Ultimate Fighter, Covington no quiere saber de otro enfrentamiento que no sea con los dos mencionados. Y es por eso que rechazó la posibilidad de participar en una «pelea de caridad» contra el número tres del ranking, Leon Edwards, quien se había quedado sin oponente para la estelar del UFC Fight Night del 13 de marzo.

Aviso

La UFC terminó encontrando un reemplazo en Belal Muhammad, pero para Usman, Covington perdió una gran oportunidad al pasar por alto la pelea con el británico.

«Creo que cometió un error tremendo», dijo el nigeriano a John Morgan de MMA Junkie. «¿Quién rechaza un cheque? Eso es horrible. Puede que no esté en búsqueda de dinero, pero perdió la oportunidad de recordarle a los fans. Entiendo que tiene una victoria, ¿pero hace cuánto fue? Woodley venía de dos derrotas, por lo que es difícil decir, ‘oh, tienes una victoria, vuelves a la contensión por el título’. Creo que la mejor manera de que asegures tu oportunidad es peleando, ¿y qué mejor manera que noqueando al número tres del ranking? Fracasó en hacerlo y creo que cometió un error tremendo».

Usman mejoró a 13 – 0 su récord sobre el octágono con un TKO en el tercer asalto ante Gilbert Burns en la estelar del UFC 258.

A Covington, el ganador de The Ultimate Fighter 19 lo venció por nocaut técnico en el quinto asalto en la que hasta ahora ha sido su prueba más compleja sobre el octágono.

Advertisement