Campeón peso completo de UFC desde marzo, Francis Ngannou ya es un héroe nacional en su país. Tras ayudar a Kamaru Usman en su preparación para UFC 261, el peso completo arribo a Camerún y fue recibido como un héroe nacional.

En sus redes sociales, el peleador fue recibido por el pueblo de Douala, que ovacionó al actual campeón, mientras era paseado en un carro abierto.

“Este es un momento y algo que esperé por mucho tiempo. Es difícil colocar esa sensación en palabras. El cinturón está de vuelta al lugar que él pertenece”, escribió el campeón en su Instagram.

Responsable de terminar con el reinado de Stipe Miocic en UFC 260, Ngannou hizo historia al noquear al americano. Además de destronar a uno de los mayores nombres de la división, Francis se unió con Israel Adesanya y Kamaru Usman como los campeones de raíces africanas, algo inédito en la organización.

Para llegar al peak de su carrera, Francis necesito demostrar su evolución como peleador. Tras perder el primer combate en 2018, en la revancha, el camerunés le ganó de gran manera. Con un brutal nocaut en el segundo round, el “gigante” superó al icono de la división y tomo el cinturon de manera categórica.

Ahora, Ngannou espera por saber quien será su primer retador en su reinado como campeón. El presidente de UFC, Dana White, reveló la posible de una revancha con Derrick Lewis, que enfrentó en 2018, y perdió por decisión unánime.

Por otra parte, Jon Jones pelea para confirmar su debut en peso completos. Hace algunos meses, el americano llegó a ser confirmado como el retador del ganador de la pelea estelar de UFC 260, pero, el presidente de UFC cambió su opinión, tras revelar que “Bones” pedía un millonario monto por concretar el combate.


Notas Destacadas